El Golfo
El Golfo

La costa oeste fue el escenario donde las cascadas de lava, procedentes de los cráteres del siglo XVIII, se abalanzaron al mar produciendo enormes columnas de humo y vapor que se extendieron por la isla. El Golfo es un antiguo volcán costero rodeado por esas lavas, donde se conjugan los elementos geológicos de distintas épocas con los elementos marinos, siendo el resultado un espectáculo natural de colores y formas que impresiona al visitante.
La caprichosa erosión en los antiguos materiales y el cromatismo debido a su composición quedan enmarcados por la quietud actual y el negro de las coladas recientes, y por un océano de azul intenso, y a menudo furioso, que vuelca un festival de espuma en la playa de arena negra formada en medio del cráter. En la parte más interior, una laguna filtrada desde el mar realza los contrastes con su tonalidad verde.
Se puede complementar la visita al lugar con Los Hervideros y salinas de Janubio, a poca distancia en la linea de costa.